Menú Cerrar

EL HOMBRE DEL MONTE

RELATO BASADO EN HECHOS REALES CONTADO POR JAVIER ZAMBRANO

Escrito y Adaptado por Alejandro Chavolla

Esto ocurrió para un mes de marzo del año 1998 en una ciudad llamada san Cristóbal estado Táchira Venezuela, resulta ser que el día viernes santo mi madre recibe una llamada de unos familiares del estado de Zulia esta llamada anunciaba que ellos llegarían de visita al día siguiente es decir llegarían a primeras horas del dia sábado santo, mi madre siempre ha sido una mujer que le gusta que su casa este reluciente de limpia, ese día mi madre decide ponerse a realizar el aseo de la casa como a eso de las 10 pm lo curioso del caso es que se encontraba en compañía de mis dos hermanos mi padre y yo, nosotros sentimos una necesidad imperiosa de irnos a dormir pues fuimos víctima de un ataque repentino de sueño, mi madre había recibido la advertencia de mi abuela que esos días son sagrados y deben ser guardados y respetados, advertencia a la q ella hizo caso omiso e ignoro, nosotros 4 nos fuimos a dormir y dejamos a mi madre en compañía de nuestro perro braco, el cual desde tempranas horas de la noche lo notamos inquieto nervioso como que el presentía que algo no estaba bien en el ambiente…. cosas del sexto sentido que tienen desarrollado las mascotas.

Mi madre nos cuenta que como a eso de la una de la madrugada el perro salió corriendo y se paró en él portón de la casa con su mirada fija puesta en la entrada del conjunto residencial donde había mucho monte y arbustos, mi mama le realizó varios llamados al perro para que entrara a la casa y este la ignoraba cosa extraña porque el siempre obedece a ojos cerrados, mi madre salió a guardarlo cuando de repente observa que desde la maleza salió un señor anciano muy pequeñito y encorvado, vestido con ropa harapienta sucia, el sr venia caminando en dirección a nuestra casa, lo que alterro a mi madre fue observar que a medida que el anciano se acercaba iba creciendo y creciendo de tamaño.

Ella trato de recluirse en la casa pero sus piernas no respondían y braco lloraba y aullaba mucho resistiéndose a dejar a mi madre sola, ella cuenta que cuando el sr estaba frente a ella tenía unas proporciones gigantescas más de dos metros y medio de alto, en ese momento el perro comenzó a gruñir con mucha furia a lo que el anciano comienza a hablar con una voz de ultratumba.

” Perro marico cállese la jeta y usted vieja desgraciada no me la llevo al infierno porque su perro marica la salvo, pero recuerde las noches son para dormir no para trabajar” después de haber dicho estas palabras aquel hombre se retiró muy lentamente hasta desaparecer en la oscuridad de la madrugada.

Mi madre callo desmayada victima de la impresión, al día siguiente cuando despertamos muy temprano la encontramos tirada en el suelo, al ella volver en sí, nos conto lo sucedido, nuestra abuela dice que ese era el mismísimo diablo que sale en los días de mayor santidad a buscar almas para llevárselas al infierno, que mi madre se salvó porque nuestro perro la defendió y que el diablo no se puede llevar un alama si esta está acompañada de un espíritu puro (o sea un niño o un perro) desde entonces mi madre respeta mucho los días de semana santa y vive agradecida con mi perro hasta el día que el murió pues gracias a su intervención el diablo no se la llevo.

Esta historia es totalmente verídica de eso ya hace 20 años ….

SI TE GUSTO LA HISTORIA SUSCRIBETE A MI CANAL: CLICK AQUI !!!

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes.”

Derechos de contenido reservados – Alejandro Chavolla © 2018.

Publicado en Relatos de Horror

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *