Menú Cerrar

CARRETERAS FANTASMAS

El kila

Relato 100% real basado en hechos reales enviado por marylu tellmen

Escrito y adaptado por Inframundo.

En esta ocasión me gustaría contarle una historia real tomando en consideración que el tema es “Carreteras” y comienza de la siguiente manera: Era a principio de los años 80 cuando el “Kila” un trabajador a quien apodaban de esta manera estaba muy enamorado de la hija de su patrón y este amor lo motivaba para salir adelante, poder tener algo que ofrecerle y de esta manera poder pedir su mano. El papá de la novia se dedicaba al comercio teniendo un local dentro del Mercado Juárez en la ciudad de Toluca, recibían tomates a comisión en aquellos años se utilizaba más la entrega de fletes en camioneta que en camiones grandes.

El “kila” le pidió a su patrón permiso para poder el mismo comprar un flete y tráelo en una camioneta prestada por unos de sus amigos. Él le pagaría la renta del local por un día y además le daría una parte de su comisión. El patrón le dio permiso y así poco a poco fue juntando un capital; hasta que un día decidió ser más aventurado y salir del estado de México. Le habían comentado que en Michoacán pasando Maravatio había unas siembras de tomate de muy buena calidad –y justo en ese momento- tenían precios muy altos en el mercado.

Junto su capital, pidió prestada una camioneta doble rodado, solicito el permiso para vender en el puesto de su patrón, aviso a la chica de quien estaba enamorada que estaba seguro que con este viaje lograrían juntar lo suficiente para solicitar la mano, comenzar a construir su casita y quizá hasta para el enganche de su propia camioneta. Invito a un amigo suyo acompañarlo al viaje y hasta le sugirió pudiera llevar un poco de dinero para comprar algunas cajas y ganarse un dinero extra.

Era verano y las lluvias estaban en su apogeo pero nada detendría a este joven que cuentan quienes lo conocían se encontraba muy contento, tan lleno de vida, tan feliz como nunca antes. En la madrugada salieron rumbo a Michoacán, aquí hare un pequeño paréntesis

. El amigo que lo acompañaba a quien por respeto llamaremos Manuel era todo lo contrario al Kila; le gustaba el libertinaje, era jugador, bebedor e irresponsable, nunca pagaba sus deudas y veía con desinterés un futuro estable.

Llegaron a su destino y cargaron la camioneta, de hecho llevaba sobrecarga por lo que al regreso debían conducir con extremo cuidado, todo iba bien pero al llegar a Atlacomulco se soltó una fuerte lluvia por lo que debieron detenerse y esperar a que pasara pero con forma pasaron las horas esta no cedía y ya pasaban cerca de las 12 de la noche debían llegar a la ciudad pues la venta comenzaba entre las 3:30 y 4 de la mañana.

Así que con mayor precaución decidieron avanzar, debo decir que la carretera que va desde Atlacomulco a Toluca es muy peligrosa porque regularmente hay niebla muy espesa. Pasaron Ixtlahuaca, y a unos cuantos kilómetros existe un curva muy cerrada que cuando vas a exceso de velocidad se convierte en mortal sumado a eso la espesa neblina y fuerte lluvia además del peso extra que llevaba la camioneta hicieron que el Kila perdiera el control de la misma y comenzaran a girar hasta salirse del camino y seguir dando vuelta. Kila falleció , pero cuenta Manuel quien sobrevivió y sin rasguño alguno, que mientras la doble rodado giraba el Kila gritaba ¡No me quiero morir! ¡No me puedo morir! ¡No me puedes hacer esto Dios! ¡No voy a morir yo y sobrevivir este imbécil! (refiriéndose a Manuel). Mientras golpeaba el volante, prendía las luces y tocaba el claxon desesperadamente como tratando de dar aviso.

Cuando llegaron los paramédicos y los policías, se encontraron con el fatal accidente, sacaron a Manuel y mientras esperaba que sacaran el cuerpo del Kila pudo notar y escuchar a la vez como comentaban que el había muerto muy enfadado en su rostro se reflejaba una expresión de furia y odio tanto así que tuvieron que córtale las manos y algunos dedos para poder quitarle del frente del volante. Es importante mencionarles que los dictaminaron su muerte a las 2:05 de la mañana. No olviden esta hora.

Los días pasaron, y con ello retomar la vida y el arreglo de la camioneta, recuerdas que les comente que la camioneta doble rodado se la habían prestado, bueno el dueño era el cuñado quien vivía en la casa de los papas junto con su esposa y un pequeño hijo. Aquí es donde comienza lo paranormal, cuentan que cuando la camioneta estuvo en óptimas condiciones la trajeron de regreso y la guardaron y a su segunda noche justo a las 2am comenzaron a prenderse las luces, parpadeaban y la familia pensó que se trataba de alguna falla eléctrica debido al accidente, nuevamente la llevaron a revisar y no encontraron nada malo.

La tercera noche no solo las luces se encendían y se apagaban sino que de manera muy extraña el claxon sonaba esta vez no solos e dio cuenta el dueño de la camioneta (cuñado) sino el papá y un hermano del Kila y su reloj marcada las 2:05 de la mañana. Incrédulos decidieron llevarla al taller, debía tener una explicación lógica, pero por más que le avisaban todo parecía estar en óptimas condiciones, a pesar de lo ostentoso del accidente la camioneta no había quedado tan dañada y además de eso no presentaba errores excepto a cierta hora de la madrugada.

Los días pasaban y la camioneta seguía haciendo lo mismo luces prendidas, claxon y golpeteos que provenían de dentro de la camioneta; pero no solo cuando estaba en casa de los papás sino el vigilante del taller también fue testigo que pasadita de las 2 de la mañana sucedían cosas extrañas en esa camioneta. No fue hasta que una tarde, el cuñado y el papá del kila decidieron ir por un viajecito de maíz a un municipio cercado a Toluca, a Ixtlahuaca y de esta manera poderse ganar un dinero, distraerse y pasado los 2 meses de fallecido del Kila probar la camioneta en carretera. Contaron que todo iba muy bien,

 

pero ya de regreso siendo casi las 12 de la noche y al entrar a aquella curva donde había perdido la vida su hijos, la camioneta parecía que alguien más la manejaba, el cuñado perdió el control, sus manos no controlaban el volante, comenzaron a dar vueltas, la camioneta se aceleró, los frenos no respondían, y su padre jura que vio parado a su hijo sobre la carretera llorando, con mucho odio en sus ojos. No saben como pero pudieron recuperar el control y solo salirse de la carretera sin pasar a mayores problemas.

Después de ese suceso, decidieron que lo mejor era vender la camioneta algún desconocido que no supiera la historia, así pues la camioneta paso de propietario a otro pues hasta donde ellos supieron la camioneta seguía encendiendo las luces, sonaba el claxon, se escuchaban golpeteos y algunos de los sueños hasta aseguraban ver a alguien adentro de ella siempre cerca de las 2 de la mañana. ¿Qué sucedió finalmente con la camioneta? Nadie lo sabe, ni quisieron saber más, tal vez el Kila aún sigue vagando en este mundo tratando de calmar su dolor y odio por haber muerto sin haber logrado lo que anhelaba.

 

 

Cuenta Manuel, quien falleció en el 2008 a causa de una enfermedad , unos días antes de su muerte que una madrugada – no supo decir- si eran la 1, 2 o 3 de mañana que el Kila lo visitó y le dijo: ¡Por fin llego tu hora! El jura haberlo visto aún con esa cara llena de odio y dolor.

Esta historia es 100% real, el patrón era mi tío y el jura que fue testigo también de aquella camioneta que tomaba vida a las 2 de la mañana.

SI TE GUSTO LA HISTORIA SUSCRIBETE A MI CANAL: CLICK AQUI !!!

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes.”

Derechos de contenido reservados – Alejandro Chavolla © 2018.

 

UN AVENTON DE TERROR

Relato basado en un hecho real de ruben aristeo de

altamira tamaulipas. escrita.-eclipse rey de los mares.

 

esta historia que les comparto me sucedió en el año 2008 un mes de agosto cerquita del abra san luis potosi, que dejó dañada mi salud de por vida y aparte tuve problemas psicológicos durante 2 años, soy trailero y en ese entonces trabajaba en una compañía de transportes de altamira que gano una licitación para la remodelación de la escollera del puerto de altamira que consistía en traer piedras enormes de un lugar que se llama el abra que esta muy cerca de ciudad valles en el estado de san luis potosí en ese entonces tenia 25 años de edad y 5 años de experiencia manejando tráiler con carga seca.

salimos al flete varios compañeros como unos 15 trailers yo el más joven de la flota de la compañía y aparte la empresa sub arrendó más camiones ya que la demanda de piedra era bastante, cuando empezamos a llegar el lugar tardábamos en cargar unas 24 horas ya que en total éramos como 50 camiones aproximadamente cargando esas enormes piedras y si llegabas te formabas y a esperar,

muchos desenganchaban el tractor se iban a comer a un pobladito que estába cerca de ahí o alguna fonda que están sobre la carretera, para mi era la primera vez que corria para esos rumbos así que todo era algo de novedad y también saber dónde comían o se compraba alguna cerveza los traileros de más experiencia, pero también se hablaba que en ese lugar más noche habían espantado algunos compañeros que las brujas, que los nahuales etc. yo decía entre mi estos nada más me quieren dar miedo yo no creía en nada de eso hasta que me paso lo indeseable.

 

un viernes llegamos a cargar como a las 8 de la noche llegamos 3 camiones y nos formamos, ahí platicando con los más viejos era una noche muy calurosa y resignados que hasta mañana después del mediodía nos cargarían y nos reunimos como 6 compañeros por un lado de mi camión, estaba buena la calor que se antojaban unas cervezas, pero la tienda mas cercana estaba a unos 20 minutos de ahí pero como ya era noche los demás compañeros decían la verdad yo no voy por ese rumbo espantan, ya ves lo que le paso a eladio le salió una bruja la ves pasada, así que nadie se animaba fue entonces que dije yo voy¡ nada mas ayúdenme a desenganchar la góndola, bueno dijeron los demás sale me ayudaron desengancharla y me dieron la cooperación para las cervezas y si encontraba algo de cenar también.

partí en mi camion pero veía que casi la mayoría de los compañeros tráileres ahí estaban algunos reunidos en bola y otros solo me observaban que me iba por el camino de terracería, llevaba algunos 10 minutos en el camión cuando me tope una arroyo a un costado del camino que podía ver bien con las luces de mi camión y más adelante estaba una pequeña laguna,

cuando estaba por llegar a la laguna salio de una brecha una mujer que traia un short de mezclilla cortito y una camisa amarilla, su pelo lacio a media espalda mojado le escurria el agua y una piel aperlada de un cuerpo acinturado y caderas amplias que caminaba por la orilla de la brecha, mis ojos no podian creer lo que veian, me saque la loteria dije entre mi,

desacelere el camión iba despacito dándole gusto a mi pupila ya que caminaba y se contoneaba de maravilla, baje el vidrio del lado del copiloto y le pite para ver si volteaba pero no ella seguía caminando empareje el camión y hable por la ventanilla del copiloto amiga si quieres te llevo para que no camines, esta muy obscuro, yo tambien voy al pueblito que esta ya cerca subete si gustas pero no recibi respuesta alguna.

 

frene un poco el camión para pensar como invitarla a subir sin que se fuera a molestar por que esta muñeca no se me va viva pensaba entre mi, ella se adelanto y la seguía con las luces del camión dándole placer a mi pupila  volaba mi imaginación, acelere el camion y me empareje de nuevo con ella y volvi hablarle amiga, amiga subete permiteme llevarte yo me llamo ruben no te voy hacer nada solo quiero poder ayudarte¡

 

no volvi a recibir respuesta alguna y se me ocurrio una idea

adelantar el camión y bajarme presentarme con ella fue que adelante mi camión un poco lo frene y me baje y rodie mi camión por la parte de adelante entonces fue que escuche un puertazo, cuando le salí por el otro lado ella se había ya subido al camión me regrese frotándome las manos y empuñando mi mano derecha haciendo alguna señal de triunfo.

 

me subí al camión y empeze avanzar diciéndole hola me llamo ruben soy de tampico y tu bella chica? no me contestaba solo veía su pelo mojado y su ropa, por que tan callada? estire mi mano y dije mucho gusto y nada entonces prendi la luz interior del tractor y voltio tenia la cara de calavera solo alcanze a ver lo obscuro de sus cuencas de los

ojos y se sonrio y cai desmayado ya no supe de mi pense que había muerto del susto perdi el conocimiento hasta que sentía un zangoloteo muy fuerte en mi persona, pero no podía abrir los ojos, hasta que sentí unas fuertes cachetadas que me hicieron reaccionar y grite la muerte se me aparecio la muerte¡ auxilio, auxilio hasta que escuche la voz de don fernando hey hey¡ ruben, ruben calmate ya, tranquilo somos nostros tus compañeros.

eran las 3 de la mañana y varios de mis compañeros decidieron venir a buscarme ya que me había tardado mucho y el celular no lo contestaba tenia unas 40 llamadas perdidas de ellos, pensaron que algo malo me había pasado y se fueron en la brecha en el camión de fernando y vieron mi camión encendido pero yo estaba inconciente y el asiento del copiloto mojado, les conte con lujo de detalles lo que me paso ya ves te dijimos que no vinieras¡ me dijo don marcos por que espantaban, me pusieron en la cama del camarote del camión y regresamos al parqueadero, en la mañana vinieron por mi una camioneta de la compañía estaba muy mal de salud, apartir de esta horrible experiencia y le doy gracias a dios no haber muerto pero si medio la diabetes y estuve 2 años sin trabajar traumado de la horrible experiencia que me sucedió el cual no le deseo a nadie el mundo y la verdad hay que hacer caso a la gente de mas experiencia cuando te dicen o te dan un consejo por donde no te debes de ir puedes terminar muerto o mal de susto como yo.

SI TE GUSTO LA HISTORIA SUSCRIBETE A MI CANAL: CLICK AQUI !!!

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes.”

 

 

Publicado en Carreteras Fantasmas

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *