Menú Cerrar

EL FANTASMA DE LA NIÑA

Basado en hechos reales contado por Sergio Rodriguez

Escrito y adaptado por Alejandro Chavolla.

Mi nombre es Sergio Rodriguez de el Dorado Sinaloa

Desde que cumplí 14 años me han pasado cosas extrañas (encuentros con fantasmas), hoy en dia tengo 26 años, recuerdo que el primer encuentro fue una vez estando en mi casa, eran aproximadamente las 9 de la noche, mi hermana estaba de visita con su pequeño hijo que en ese entonces tenía 9 meses de edad.

En ese entonces acostumbraban dejar al bebe en un columpio eléctrico el cual se mecía solo a base de baterías, este se encontraba en el cuarto donde yo dormía ya que tenían cargando sus baterías, cuando mi madre me manda por el para dárselo a mi hermana ya que estaba por irse, yo enojado no quería ir por él ya que me encontraba sentado viendo la televisión.

Con reniegos fui por él, pero al abrir la puerta y entrar al cuarto empecé levantar la cabeza lentamente mientras entraba, de pronto observe una nube de vapor blanca en forma humana que se acercaba a mi, conforme iba entrando, me quede paralizado del susto ya que en sus ojos solo tenian un par agujeros negros al igual que en su nariz,

me quede petrificado del susto ya que paso al lado mío mirándome fijamente, grite lo más fuerte que pude y corrí a prender la luz, salí despavorido del cuarto, mi mama preocupada preguntaba que me había pasado, al contarle lo sucedido se quedó helada, ya que en mi casa me había contado mi mama que hace años se escuchaban cosas extrañas solo ruidos, pero nunca había visto nada, bueno, después de esto mi madre consigue agua vendita y roció mi habitación y toda la casa rezando al mismo tiempo, lo que supimos después de hacer esto, fue que por alguna extraña razón atrajo más espíritus y ahí se desencadeno una vida llena de sombras y fantasmas en mi casa.

Desde ese entonces comencé a ver apariciones en la casa, a los meses de haber pasado esto yo ya me había cambiado de habitación a una donde estaba cerca de los baños de la casa, estos mismos en ese entonces no contaban con puertas y tenían solamente cortinas las cuales hacian la función de puerta.

Al frente de la puerta de la entrada a la habitación se encontraba un espejo grande de un metro con 80 cm, en el cual siempre que pasaba por enfrente pasando las 9 de la noche podía ver calramente de reojo que en el cuarto de los baños se asomaba una pequeña niña la cual asomaba su cabeza para ver por el espejo y asi yo la pudiera ver, siempre me regresaba y buscaba en la habitación para verla, pero nunca la encontraba, a esto mis familiares empezaron a decirme que le preguntara a la niña que que quería, pues ellos creían que a lo mejor dejo algo pendiente y yo podría ayudarla.

Una noche ya estando dormido de repente me desperté sin alguna razón, mire el reloj despertador y eran las 3:24 am, desconcertado mire al frente en donde se encontraban los baños con cortinas y ahí estaba frente  a mí la niña, se pasaba jugando entre las cortinas, tenia una estatura de 1:30 aprox. totalmente blanca, con agujeros negros en sus ojos y nariz, en ese momento recordé lo que me habían dicho mis familiares que le preguntara que sí necesitaba algo, pero no pude hacerlo, automáticamente me tape de pies a cabeza y sin darme cuenta me quede dormido.

Desde entonces miraba a la niña casi todos los días reflejada en el espejo donde ella aparecía asomando su cabeza por la puerta de la habitación, esto me paso casi por 3 años

Una vez a la edad de 22 años estaba en mi cuarto a eso de la 1 de la tarde, cansado y con sueño ya que no había dormido bien decidí tomar una siesta de 30 min. mientras estaba la comida, me recosté boca arriba en mi cama, cuando de repente me despierto, pero no tenía control de mi cuerpo, no podía abrir por completo los hijos solo una minúscula abertura, tampoco podía hablar, al quererlo hacerlo para alertar a mi madre solo salía un pequeño suspiro muy leve,

Atónito me quede pensando y me dije calma, pensé en aflojar el cuerpo y dormirme y a la hora de despertar lo haría normalmente, así lo hice y el resultado fue satisfactorio, no sé si eso me paso por alguna entidad que se me subio como dicen que se sube el muerto o algo por el estilo ya que me había quedado dormido en el cuarto donde se aparecía la niña.

Pues esta es mi pequeña experiencia, actualmente ya no vivo en mi casa, pero mi madre dice que ellos siguen escuchando ruidos, En fin tengo unas pocas semanas siguiendo tus videos y me gustaron tus relatos.

SI TE GUSTO LA HISTORIA SUSCRIBETE A MI CANAL: CLICK AQUI !!!

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes.”

Derechos de contenido reservados – Alejandro Chavolla © 2018.

Publicado en Historias de Terror

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *