Menú Cerrar

EL MOTOCICLISTA MUERTO

Basado en hechos reales por Carlos Rivera

Escrito y adaptado por Alejandro Chavolla

Este relato es reciente ocurrió el año pasado 2017 como en el mes de junio esto le pasó a mi hermano Diego aquí en la ciudad que siempre hemos vivido reynosa tamps México, una noche mi hermano me habló para decirme que su esposa se le había puesto mal pues ella estaba en cinta y ya le faltaba poco tiempo para que naciera el bebe, me dijo que se encontraba en el hospital general y que más al rato me hablaba para decirme como se encontraba, eso para que le dijera yo a mis padres que no se preocupen pero que su suegra lo acompañaba y está bien.

Pasaron como 3 horas ya eran las 2 de la madrugada, me marca mi hermano y dice Carlos dile a mis papas que no se preocupen que no fue nada grabe ya me la dieron de alta solo fue un simple desmayo, pero ahora la traigo de malas porque una llanta de la camioneta se me poncho y aquí estoy orillado en la carretera con los cuartos prendidos, Carlos me paso algo extraño estoy temblando, que pasa pregunte muy angustiado, la llanta se ponchó porque pise una estrella de clavos, pues cabe mencionar que donde yo vivo la delincuencia organizada seguido se viven agarrando a balazos ya sea con los soldados u otros carteles en contra por lo que usan poncha llantas que avientan a su enemigos para que se pinchen sus vehículos y ganar tiempo.

Por eso mi hermano pesco una de estas poncha llantas, dice que al bajarse de la camioneta, su esposa y su suegra se quedaron arriba, cuando estaba checando la llanta al mismo tiempo que le habló a un amigo para que lo auxiliará, al tiempo que lo espero a que llegara, de la nada salió un motociclista a un exceso de velocidad muy alto, a lo que mi hermano con los brazos le hizo señas para que se detuviera pues iba en sentido hacia el, el motociclista se impactó en la parte de atrás de la camioneta, cuenta mi hermano que vio como esta persona con el casco pego con un cuarto de la camioneta sin quebrarlo solamente el golpe lo único que hizo fue hacer una mancha al cuarto de las luces pero lo que lo impacto fue ver como la motoneta, el casco y la persona salieron volando como a unos 3 metros en el aire.

Mi hermano en ese momento pensó ahora ya me llevó la chingada ya me van a meter preso por esta muerte pues fue tan fuerte lo que vio que cuando lo vio que volar por el aire el cerro sus ojos para no ver, su esposa y su suegra salieron rápido de la camioneta pues ellas sintieron como la camioneta se movió bruscamente y al ver al hombre tirado se asustaron más, pues aquel hombre joven como de unos 25 años tirado en el piso se empezó a quejar y a pedir auxilio, la suegra y la esposa de mi hermano corrieron a ayudarlo el hombre pedía que lo ayudarán a levantarse al mismo tiempo que se quejaba, mi hermano estaba en shock viendo como levantaban al hombre del piso y pedía por favor lo ayudaran a subir a mi moto, mi hermano reaccionó enseguida levantó la motocicleta y el casco del hombre, más sorprendido quedo mi hermano cuando vio que la moto no sufrió ningún daño ni raspaduras a pesar de volar en el aire y caer bruscamente sin ningún daño.

Lo extraño es que el rostro de aquel hombre estaba demasiado pálido como cuando ves un cadáver en un congelador de la morgue cuando lo ayudaron la suegra y su esposa dicen ellas que sintieron un frío al tocarlo, pero fue sorprendente ver como este hombre aún se mantenía de pie y pudo subirse a moto, ponerse su casco y seguir su rumbo como si nada, pero más sorprendente fue ver como antes sus ojos este hombre desaparecía como por arte de magia que en ese instante mi hermano le dijo a su suegra este hombre era un muerto, al dia siguente v mi hermano y su esposa fueron a la casa y nos contaron lo que vivieron esa noche.

Cuando revisamos la camioneta curiosamente la mica de camioneta no sufrió ningún daño solo una mancha de esas que se hacen como cuando vas y lavas a presión con agua las micas de un coche,  mi hermano a los días posteriores a esto le platico a un amigo que es frailero lo que le había ocurrido, cuando mi hermano le contó al amigo trailero lo interrumpió y le dijo: no me digas más, es más yo te voy a decir por donde te quedaste ponchado a unos cuantos metros hay un puente peatonal a lo que mi hermano le dijo a chingaos ahora hasta adivino me saliste cabrán, pero como lo supiste, el trailero le respondio: yo vi esa muerte en persona yo venía por ese blvrd para acá en Reynosa, vi como un motociclista invadió un carril cuando un tráiler lo impacto partiendo el cuerpo de aquel pobre muchacho en dos partes, fue tan fuerte que las tripas salieron disparadas como chorizos, fue tan brutal ver esa escena y es más te voy a decir como era ese chavo, era como de unos veinty tantos años vestía de negro pantalón y chamarra y el casco del mismo color su motocicleta era una motoneta pequeña de color roja de esas que venden en la mueblería Electra.

Mi hermano se sorprendió de como su amigo le daba con exactitud la descripción de ese hombre y le dijo donde se te quedó la camioneta a uno cuantos metros checa y vas a ver una pequeña cruz a la orilla de la carretera y esto que le ocurrió y vio al chavo paso allá en el año 2006, mi hermano no se quedó con la duda fue a checar por donde se había quedado ponchado y efectivamente a uno metros estaba una pequeña cruz de fierro con el nombre y la fecha del difunto esto le heló los huesos, dice mi hermano esa noche tuvo suerte de que solo haya sido un accidente, tal vez el bebé que su esposa traía en su vientre traía su ángel de la guarda porque el amigo trailero me dice que ese chavo muerto, No a podido descansar en paz y ha provocado muchos accidentes especialmente a traileros que pasan por ese rumbo a ciertas horas de la madrugada.

Bueno me despido y espero que este relato que le paso a mi hermano les haya gustado pero les juro que es 100% verídico gracias y buenas noches.

SI TE GUSTO LA HISTORIA SUSCRIBETE A MI CANAL: CLICK AQUI !!!

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes.”

Derechos de contenido reservados – Alejandro Chavolla © 2018.

 

Publicado en Relatos de Horror

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *