Menú Cerrar

EL NIÑO DEL PUENTE

Basado en experiencias  reales, enviado por anónimo.

Escrito y adaptado por Alejandro Chavolla.

Esa es una de mis primeras cosas vividas, tengo que decirte que soy Dominicana con puertorriqueña tengo 54 años y mi vida en cuanto a lo sobrenatural no fue fácil.

Como te dije en mi introducción la hechicería es hereditaria así que mi mama me estaba preparando sin yo saber, Pues ella venía para Nueva York y alguien debía seguir el negocio familiar.

Mi hermana no sintió ni padecía nada de nada, pero yo si cuando una persona anda a su lada con una entidad, puedo verla y si esta en tu casa también, así comienza mi historia.

Podía ver a las personas cuando padecían un accidente y morían, un día voy camino a la escuela y un carro golpeó un motociclista

Como niña fui a ver al accidente y note que Nadie veía una neblina colar gris, con verde al nivel del suelo Que flotaba, al rededor del cadáver, no sabía que estaba muerto. Pero esa neblina no se despegaba de él.

 

Llego la hora que tenía que entrar al colegio (tenía mucho escalofrío, una pesadez en el cuello, me sentía rara, es una sensación de estar flotando por en sima de tu cuerpo) yo escuchaba al maestro, pero no podía concentrarme, todo el dia fue así, mi espíritu no estaba muy dentro de mí.

 

Al llegar a mi casa me fui directo a mi cama, cuando mi madre llegó del trabajo nos llamó para cenar y dijo: (Muchacha donde andabas, donde te metiste) no mami, yo no salí hoy a la calle, estaba, en el colegio. Me dijo entra al cuarto del altar, me sentó en una mecedora, vertió ron sobre mi, ruda y una vela que paso por todo mi cuerpo, sentí un dolor muy fuerte en las piernas.

 

No podía soportarlo, me convulsione por varios minutos sentía la sensación de no ser yo, estar entre el cuarto del altar y toda la casa,

Entonces fue que me explicaron el supuesto don que tengo, fui yo y no mi hermana quien lo heredó, traje el espíritu a mi casa ese dia.

Siempre tengo ese problema que si voy a un sitio donde hay una entidad me acompaña y si alguien la tiene por lo general suelo llevarlo a la casa.

Cuando era un poco mayor, Mis padres se metieron en el negocio de panadería, teníamos que estar a las 4 AM, un día camino para allá pasamos por debajo de un puente, en el lado izquierdo, había un niño, de unos 6 a 7 años, jugando con sus pies como buscando algo en la tierra.

En su espalda tenía un costal , dentro del saco no se si tenía piedras o botellas, pero hacía un bultito hacia abajo (mis padres lo vieron unos metros atrás y pararon el carro, El niño que estaba de espaldas y duro unos segundo así, todos lo miravamos y mis padres no sabían que hacer, de un instante a otro fue volteando lentamente y pudimos ver su cara, no tenía ojos la voca era un oyó negro todos nos quedamos fríos al ver esa escena.

 

Mi mamá trató de subir de prisa la ventanilla del carro y en un descuido se rompió el cristal, cortándose un dedo, acelerado le pasamos por un lado y el seguía mirándonos. Ese día mi mama terminó en el hospital. Fueron 15 puntadas, hasta hoy que mi mami tiene 74 años el dedo lo tiene torció.

 

Solo meses después del incidente, supimos por los demás panadero, que ése niño le gusta hacer eso y siempre hay accidente debajo del puente.

Antes de emigrar al Bronx tenía un primo que vivia en el Bronx new york, era vendedor de droga, por un ajuste de cuenta, le dieron 5 disparo y lo mataron, su cadáver fue llevado a dominicana.

Mis padres se fueron a la funeraria y me dejaron con la muchacha de servicios, ella estaba planchando un vestido para mí, y la puerta de la habitación de encontraba abierta, mi casa tenía un pasillo largo que terminaba en la puerta de la sala y la cocina.

Vi un hombre parado, fue cosa de unos segundos y dije a Juanita que así era su nombre quien está ahí.

 

Cuando las dos miramos nos asustamos tanto, que me puse el vestido como estaba, y salimos corriendo (no se que paso en mi casa pero nos fuimos caminando hasta la funeraria que quedaba bastante lejos, pero durante todo el camino juanita me decía que se sentía observada y que nos seguían, yo no le respondí pero también sentía lo mismo, de repente un hombre salió de una marquesina y nos dijo niñas tengan cuidado que la están siguiendo para esto ya eran las 7 de la noches.

Caminamos más rápido, y llegamos con la familia presente yo mire dentro del ataúd ⚰ el tenía la nariz con algodón y comenzó a sangrar.

Se lo dije a mi papá para que dijera algo a mi tía. Ahí comenzó todo, sentí pesadez, como si flotara y mucho frío, mi madre se dio cuenta, hablo con mi papá y mi tío, me subieron en el carro y me sentí peor sentía un malestar que no se puede describir.

Al llegar a la casa me acostaron, todo empeoro me sentía bastante mal peor que enferma.

Dos días después en la madrugada se fue la luz, cosa muy común en mi país, me despierto por el calor abro la ventana y me acuesto, pasaron unos minutos y me tiran a la cama una almendra.

La sentí en el pecho, desperté pero no había luz se los recuerdo no podía ver la hora por tanta oscuridad, a eso de las 6 de la mañana ya habia un poco de claridad ( lo extraño es que en mi barrio no hay matas de almendra eso esta por el malecón muy pero muy lejos.)

 

La madre del difunto es decir mi tía después de los nueve días fue a mi casa, decía que se soñaba con Nando no la dejaba dormir y quería que yo lo canalizara (hablo con mi mamá, pero tenían que explicármelo a mi) soy anti, renuente, no me gustan esas cosas.

Mi mama me pregunto (tu has sentido a Nando) tu tía dice que ella lo siente en su casa. Y que quiere ella que yo haga respondi, a mi no me gusta eso y así termine la conversación

Ese mismo día e la 2 y 30 de la madrugada algo me agarro el pie derecho fue levantado a tal nivel que cuando lo soltó rebotó en el corcho, sentí tal terror que estando a oscuras me levante tan rápido como pude y me fui a la habitación de mis padres y les pedí dormir con ellos.

Para no hacerte el cuento más largo Nando no dejaba de pararse por la ventana de mi habitación de aparecersele a su mama, de apagarme las luces y cerrar las puertas violentamente.

 

Y todo era porque él quería decir que el niño de 8 meses que vivía en el Bronx estaba en peligro (el niño murió golpeado en la pared sus brazos y órganos desprendidos, por un amante de la madre, que era cómplice de la muerte de Nando, y estaba presente en la funeraria) mi tía murió de cáncer sin perdonarme y no me habló más.

Fue por eso que ese niño se aparecía abajo del puente constantemente.

 

Esa historia de ese niño muerto pasó en el Bronkx es muy conocida por la forma que murió, fue brutal

Bueno hermano si te ha interesado déjamelo saber, tengo más relatos de mi adulta.

SI TE GUSTO LA HISTORIA SUSCRIBETE A MI CANAL: CLICK AQUI !!!

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes.”

Derechos de contenido reservados – Alejandro Chavolla © 2018.

 

Publicado en Carreteras Fantasmas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *