Menú Cerrar

EL NIÑO QUE VE MUERTOS

Basado en hechos reales contado por Carlos Rivera

Escrito y adaptado por Alejandro Chavolla.

Buenas noches inframundo creo que llevo un mes escuchando todos tus relatos y no me los pierdo casi siempre los escucho de noche cuando voy a dormir pues son más interesantes escucharlos de noche y se siente bien dormirse con un poco de terror como cuando era niño y escuchaba un viejo programa de radio que se llamaba la mano peluda y tenía en terror y suspenso a los radio escucha en esta ocasión quiero relatar un suceso que le paso a mi hermano menor cuando era niño actualmente ya es un adulto de 31 años yo tengo 34,

 les quiero contar cuando murió mi abuela paterna ya hace 27 años mi hermano tenía en ese año como 4 años y yo 7 años mi hermano tiene un don de ver personas muertas que hoy de adulto lo sigue teniendo bueno les cuento cuando mi abuela falleció ella murió en mi casa pues ella vivía con nosotros, mi papá siempre la cuido ella tenía su propio cuarto donde tenía su espacio, mi abuela padecía de llagas en sus piernas y ya no se podía levantar de su cama, mi madre tenía que hacerle curación diaria en sus piernas lavarle las heridas que las llagas causaban pero ella murió en un sueño por causas naturales,

 cuando ella murió la familia decidimos velarla en la casa y ya después en el velatorio, pasó una semana cuando del fallecimiento de mi abuela y la casa ya no era la misma mi padre lloraba cuando entraba al cuarto y miraba la cama especial de hospital que un tío mío le había comprado a su madre y la silla de ruedas y sus muletas recargadas en la pared mi padre no asumía su partida todos en la casa nos sentíamos vacíos sin su presencia, pues ella cuando estaba bien de salud cuido de mí y de mi hermano prácticamente ella nos crio,

 pues mis padres trabajan mucho una día cuando estábamos cenando en la mesa mi hermano siempre que acabábamos de cenar pedía a mi mamá que le sirviera un plato de comida para llevárselo a mi abuela en su cuarto,

Eso era de todo los días mi mamá siempre que el niño entraba al cuarto de mi abuela lo espiaba y oía que el niño hablaba con alguien pero duraba un rato el niño hablando oía que el niño decía abuelita quieres que te traiga un vaso de agua quieres más comida abuelita verdad que ya no te vas a ir y me vas a dejar sólito,

 mi papa llora mucho por ti esto perturbó mucho a mi madre al escuchar como el niño hablaba solo, decidieron llevarlo con un psicólogo le hicieron muchas pruebas pero no le encontraron nada en su cerebro, el doctor le dijo a mi madre señora el niño se encuentra bien no tiene nada mi madre optó mejor ir con el padre y le contó lo que el niño hacía, el sacerdote le dijo señora esto es normal los niños a cierta edad tiene un don de clarividencia y ven cosas que uno no ve pero hágale una misa a su suegra y yo iré a su casa a bendecirla,

 cierto día mi padre llego del trabajo y no había nadie en la casa cuando de repente le tocaron la ventana de la casa al voltear la vista hacia atrás vio como el rostro de mi abuela asomarse por la ventana y diciéndole adiós a lo que mi padre grito mamá, no me dejes yo te extraño mucho y rompió a llorar allí supieron que el niño todo el tiempo decía la verdad,

 esto cesó cuando mi madre le hizo una misa a mi abuela pero el niño seguía viendo cosas un día de noche ladraba mucho el perro con unos ladridos fuertes como cuando atropellan un perro y el dolor que el animal grita es parecido,

 pensábamos que alguien se había metido al patio de la casa y golpeaba el perro mi padre salió hacia donde estaba la puerta pero mi hermano había abierto, el niño volvió a cerrar la puerta mi papa le dijo al niño que era papa era una mujer que estaba parada en la puerta toda de negro con un trapo y velo que le tapaba la cara pero cuando abrío la puerta se voltio y traspaso la cerca,

Como que traspaso la cerca le pregunto mi papa, si papa cruzo la cerca como si nada por eso el perro ladraba feo nosotros teníamos una imagen de san Ignacio en la puerta como protección, por eso no pudo entrar eso al otro día la vecina de enfrente había fallecido lo que mi hermano había visto era la muerte que venía por aquella persona o quizá por alguien de la familia.

SI TE GUSTO LA HISTORIA SUSCRIBETE A MI CANAL: CLICK AQUI !!!

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes.”

Derechos de contenido reservados – Alejandro Chavolla © 2019.

Publicado en Relatos de Horror

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *