Menú Cerrar

FALLOS EN LA REALIDAD !!!

Basado en hechos reales contado por Rakel Storm

Escrito y adaptado por Alejandro Chavolla

Quiero compartir una historia que me conto un conocido, es algo que tengo que contar, pues es bastante interesante y a la vez trágica, se las narrare justo como me la contaron:

Muy buenas, vengo a contarte una serie de acontecimientos extraños que últimamente me han estado ocurriendo, es por seguridad o no sé, ya que eres la persona más cercana a mi últimamente, además siento la necesidad de hacerlo, se que nada de lo que cuente parecerá real, pero créeme cuando digo que no miento, no tengo la necesidad de llamar la atención de nadie, por eso no des mi nombre, ni ningún dato que haga referencia a mi persona.

Como te dije hace un tiempo trabajo en la policía, soy un detective novato, es curioso mi trabajo, durante estos 2 meses me he topado con gente y cosas extrañas, pero nunca como ese individuo.

Recuerdo que esa mañana mi jefe me llamo diciendo que fuera rápido a la estación, que me tenía un trabajo muy serio el cual debía ser tomado con gran seriad y responsabilidad, ya que el detenido era todo un manipulador, yo soy muy miedoso por eso le dije que sería mejor si pusiera a alguien más, enojado me respondió diciendo que madurara de una vez, me quede callado unos segundo y le dije que llegaría en unos minutos, colgué el teléfono y me empecé a alistar tan rápido como podía.

Al llegar a la estación me llevaron a la sala donde estaba el tipo, me dieron un folder en el cual estaba todo sobre él, antes de entrar decidí leerlo, la primera cosa extraña que noté fue que se suponía que este tipo ya estaba muerto, decía que había fallecido en mayo del año pasado en un accidente de avión, miré hacia adentro de la sala por la ventana, y me asombré al ver que de verdad era él, por eso empecé a comprender la peculiaridad del caso, el hombre viajó desde una ciudad vecina solo para matar a 3 personas que no tenían nada en común, la cabeza me daba vueltas mientras leía el resto del informe, no lo pensé mucho y entre a la sala de interrogación.

Me senté justo frente a él, el sujeto no me miraba, solo repetía en voz baja la frase, “esta no es mi línea temporal”, lo repetía una y otra vez, le comencé hacer preguntas y nada, le dije su nombre y se molesto, dijo que su padre nunca le dio el apellido y que solo tenía el de su madre, cosa que no tenía sentido, en el informe decía que su madre murió justo cuando él nació, empezamos a platicar, yo la sentía como una plática, en vez de un interrogatorio, me daba datos que nunca habían pasado, y sin darme cuenta ya llevaba 2 horas hablando con él, decidí retornar con el interrogatorio de una manera adecuada, rápidamente me confesó que si los mato, porque ellos en su línea temporal mataron a su esposa, también dijo que una entidad le dio el poder de viajar por el multiverso, su charla era absurda pero la manera en la que contaba todo hacia que pareciera verdad.

El sujeto andaba un collar con una piedra extraña azul celeste, me dijo que se la quitara y que me la quedara ya que él había asesinado a esas personas en todas las versiones, ya con esa confesión accedí a quitársela, la metí en mi bolsillo y di por terminado el interrogatorio, sabiendo que lo más seguro era que lo llevarían a una institución de salud mental.

Al salir arreglé el papeleo y se lo lleve al jefe, todo muy normal como siempre, después de todo no fue un caso tan difícil, el resto del día estuvo como siempre.

Al llegar a casa esa misma noche colgué el sacó cerca de la entrada y me olvide por completo del collar, pasaron algunas horas y me quede dormido en el sofá lo cual era común en mí, no sé cómo explicarlo pero empecé a tener un sueño extraño, sentía que caminaba hacia la puerta, donde estaba mi sacó, a la par había una puerta brillante traspasable, caminé hacia ella y me llevó hacia un lugar extraño, parecían unas ruinas, yo no controlaba mi cuerpo, pero sentía el cansancio, el calor y todo de ese ambiente, en eso subía por una pendiente y de repente me caí en un acantilado.

En eso desperté de repente, asustado, tenía la respiración muy acelerada, pensaba que era solo un sueño hasta que miré mi ropa, toda rota y llena de polvo, con cuidado caminé hacia la puerta y metí la mano en el bolsillo del sacó, saque el collar y rápidamente lo metí en una gaveta, algo no andaba bien con esa cosa, no sabía que era, simplemente quería olvidar lo que me paso en la noche.

Llegando a mi trabajo note que mi jefe estaba en la entrada esperándome, me comento que efectivamente el tipo de ayer fue llevado al sanatorio mental de la ciudad, además me dijo que debía llevar unos papeles al lugar y también a recoger un informe, deje mis cosas en mi escritorio y camine hasta el sanatorio, estaba a unas 4 cuadras de la comisaria, por eso no me preocupé.

Al llegar me pidieron firmar un par de papeles, en eso mire al sujeto aquel, por puro impulsó le pregunte cosas sobre la piedra que tenía el collar que me dio, dijo un par de cosas que no entendí bien y luego de eso me dijo que creía que yo era buena persona, pero que me la dio para que el ente que vivía dentro no lo matara, que no fue su intención hacerme daño, pero que tenía que pagar por el favor que le hizo, al preguntarle de que favor hablaba me respondió de una manera macabra, ”matar a esos que me hirieron sin importar de que línea temporal o mundo fueran”. El sujeto empezó a reír descontroladamente, parecía estar volviéndose loco frente mis ojos, unas enfermeras lo sedaron y se lo llevaron lejos de mi vista, estaba muy nervioso y sinceramente ya no quería estar en ese lugar ni un segundo más, por eso salí casi corriendo de ahí.

Cuando regresé a la estación entregué los papeles y me puse a trabajar, pero no me sacaba de la cabeza lo que me dijo ese hombre, la verdad quería creer que solo era un loco y nada mas estaba delirando o queriendo justificar sus actos.

Al salir del trabajo me monte en un autobús, siempre me voy en taxi pero esta vez los transportistas estaban en huelga, al subirme note que el bus iba muy lento y la verdad tenía mucho sueño, una viejita que estaba sentada a mi lado lo notó y me dijo que me durmiera un rato si quería, que ella bajaba en la central de autobuses y que me podía despertar en mi parada, le dije mi punto de bajada y me dormí al instante.

No sé como pues yo nunca hago eso, soy muy desconfiado pero ya que, lo malo fue que empecé a soñar que sacaba mi arma y le daba un disparo a la señora que estaba a mi lado, me desperté de golpe gritando y sudando helado, la señora me intento calmar, pero es que se sintió tan real, tenia sueño pero no quería quedarme dormido y hacerle algún daño a alguien.

Llegue a mi parada y baje rápido del autobús, siento que debí agradecerle a la señora pero estaba muy asustado de lo que podía llegar hace si me dormía de nuevo, subir al ascensor de mi edificio y aun no me sacaba de la cabeza lo que había soñado, bajé del elevador y sin pensarlo 2 veces entre a mi apartamento, colgué mi sacó y metí la mano en la gaveta, saqué ese collar del demonio y lo tire por el desagüe, en mi mente esperaba que con solo hacer eso el problema se acabaría.

Me acerqué a la cocina, prepare café fuerte con el fin de no dormirme, de verdad tenía miedo pero algo en mi me decía que si esa cosa salía de mi casa los problemas se acabarían, es gracioso como mi sub consiente me trata de convencer y calmar. Calculo que estuve hasta las 4:00 am despierto, hasta que no pude más y me dormir, y como era de esperarse, empecé a soñar otra vez.

Sentía que estaba caminando hacia una casa, no me podía controlar, mis acciones, mis movimientos, me sentía atrapado y a la vez muy consciente de lo que hacía, pero las cosas no las miraba del todo claras, recuerdo que entre por una ventana sin hacer ruido, abrí una puerta y mire a mi jefe dormido, el se levanto intentando convencerme de no hacerle nada ni a él ni a su esposa, pero dispare dándole justo en la cabeza, recuerdo  que la esposa se levanto de la cama y se me lanzó, forcejemos un poco y la termine matando a golpes, se que son imágenes que nunca se borraran de mi mente de lo cruel que son pues de solo contarlas me da un sentimiento de odio a mí mismo y prepotencia, luego de eso no recordé nada mas en ese sueño tan atroz.

Al despertar me di cuenta que tenia la ropa toda llena de sangre, mi arma y todo en mi estaba con sangre, sin pensarlo me metí en la ducha y boté la ropa en la basura, a eso de las 8:30 de la mañana recibí una llamada de un colega, informándome de lo que yo ya temía, mi jefe estaba muerto, el mundo se me vino encima, empecé a sudar, mi colega me dijo que me fuera a la escena rápido, colgué y me puse listo para salir, casi cometo el error de llegar al lugar sin que él me dijera la dirección, por eso lo llame de nuevo, luego de la llamada me fui hacia el lugar, mientras iba en comino me puse a pensar y decidí que yo no iría a prisión por un crimen que no estuvo en mi control, al llegar me las ingenie para encubrirme, básicamente descarte toda evidencia que apuntara que yo fui el asesino, esto fue el comienzo de mi pesadilla.

Los siguientes días me las ingenie para cerrar puertas y ventanas bien, sentía que así no podría causar daño a alguna persona inocente, pero no funciono del todo, un día desperté de nuevo con la ropa manchada solo que esta vez no recordaba nada, ese día no me presenté al trabajo, estuve cerrando las puertas, ventanas y cualquier lugar por donde yo pudiera salir, entonces tome una medida drástica, le di las llaves de mis esposas a mi vecino y le dije que las dejara bajo mi puerta en la mañana, el quedo extrañado por mi petición pero no se negó, me encerré a eso de las 6:00 pm y me aseguré de que en verdad cerré todo bien, no aguantaba el sueño y sabia que en pocos minutos me quedaría dormido.

Así fue, mientras cerraba mis ojos escuchaba voces, por primera vez estaba luchando para que nada me controlara, agarré un martillo y rompí la puerta, tenía las manos esposadas pero aun así nada me pudo detener, caminé por el pasillo hasta la puerta de mi vecino y la rompí, al entrar el estaba llamando a la policía, yo luchaba para tener de nuevo el control de mi cuerpo, pero no funcionaba, lo termine matando a martillazos, en su bolsa tenía las llaves y así me liberé, dejé las esposas en la escena, regrese a mi apartamento y justo en la entrada me desplomé, pero no fue algo como desmayarse, más bien sentí que algo salió de mi y recupere el control.

Lo primero que pensé hacer fue ir al apartamento de mi vecino y quitar las esposas y el martillo, pero escuché las sirenas de los carros de policía, decidí salir por la parte de atrás y no pasar por ahí pues algunos vecinos ya estaban curioseando el lugar.

Estuve caminado y escondiéndome un par de días, pero hoy elijo contarte esto a ti por si acaso, yo conozco a mi equipo, se que están rosándome los talones, lo sé, no he dormido bien estos días, no he despertado con la ropa manchada, pero sin con pertenencias que no se dé quien son, por eso hoy me quedaré dormido en la cima de ese edificio, del edifico más alto de la ciudad, cuando me levante estoy seguro de que caeré, pues usare todas mis fuerzas para lograrlo, lo mejor de todo es que no me dolerá a mí, bueno en parte si pero ese ente maligno que me controla no se quedara con mi cuerpo, espero que eso lo erradique por completo, deséame suerte.

Eso fue lo último que dijo aquel hombre antes de “suicidarse”, efectivamente se lanzo al vacio, cayo justo entre la acera y la calle, quizás las cosas se pudieron solucionar de una mejor manera, lástima que los miedos internos del tipo no lo dejaron tomar la decisión correcta, yo  sinceramente le creo, pero no sé exactamente que ocurrió con el ente que lo controlaba después de su muerte.

 

SI TE GUSTO LA HISTORIA SUSCRIBETE A MI CANAL: CLICK AQUI !!!

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes.”

Derechos de contenido reservados – Alejandro Chavolla © 2018.

 

 

 

 

 

 

Publicado en Historias de Terror

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *