Menú Cerrar

LA ATERRADORA MUJER DE LARGOS CABELLOS

Basado en una experiencia real de Sarah Neri

Escrito y adaptado por Alejandro Chavolla

 

Les quiero compartir un suceso que pase hace 6 años en el rancho de mi abuelito coronados, él nos invitó porque sus primas nos querían conocer a mi hermana y a mí, que somos gemelas y no nos habían visto desde hace mucho tiempo, mi abuelito insistió mucho y accedimos a ir.

El camino se me hizo muy largo, pero no ocurrió nada extraño todo se veía normal, no fue hasta que llegamos al rancho para ser sincera se veía muy solo ese lugar como si fuera un pueblo antiguo abandonado, les juro que parecía de película ni un alma pasaba no había gente en el parquecito que estaba ahí, ni en las canchas de juegos pero no le tome importancia.

Resulto que nos quedaríamos a dormir ahí, y fue entonces cuando anocheció, eran como las 10 de la noche y mi tía, mi tío y mi mama quisieron ir por unas hamburguesas y los acompañamos mis hermanas y yo, en la noche se veía tenebroso el rancho porque no había nadie por ahí ni una tienda nada de nada, pero bueno el punto es q llegamos a la casa y comimos normal y las primas de mi abuelito nos invitaron un café y canela, yo no quería porque sabía q en la madrugada me darían ganas de ir al baño y el baño está lejos, me daba miedo la verdad y pues bueno al final de todo si tomamos café, ya nos dieron las 12 de la noche y nos fuimos a dormir en un cuarto q tenía 3 camas y estaba pegado a otro por un pasillo que tenía otra cama en esa se quedó mi tía con sus niños y mis hermanas, mi mama, mis primos y yo nos quedamos en el cuarto principal de 3 camas.

Como dije en la madrugada me dieron ganas de ir al baño pero eso no fue lo que me despertó, sino los ruidos de los animales de las primas, se escuchaban mucho los perros ladrar muy fuerte y se escuchaban los burros rebuznar pero la verdad se escuchaba muy feo parecía que era el llanto de una mujer como llorando y gritando, cada que escuchaba se me erizaba la piel y me empecé a imaginar un montón de cosas malas pero dije calma Sara calma, todo por ver películas de terror y mejor me arme de valor y me desperté le hable a mi mama porque vi q se movió y le dije- mama acompáñame al baño es que me da miedo- ella no me contesto puesto que se encontraba profundamente dormida y me volví a acostar.

Pasaron como 3 minutos y vi que estaba parada una mujer aun lado de donde estaba la cama de mi mama como que estaba tendiendo la cama tocando la cama como extendiendo algo y yo pensé que era mi mama y le pregunte – mama, vas a ir al baño? para ir contigo porque tengo miedo – extrañamente no me contestaba hasta que reaccione y vi que esa mujer tenía silueta delgada muy delgada y el cabello largo lacio estaba toda de negro y tenía el cabello sobre su cara, en ese momento se me erizo la piel, quería llorar quería gritar no supe cómo reaccionar, mi mama es chaparrita y tiene el pelo chino cortito, mi tia tambien tiene el pelo corto y las primas de mi abuelito tiene el corte de pelo de hombre mis hermanas estaban a un lado mío dormidas por lo que no pudo haber sido ninguna de ellas.

Enseguida me acosté en la cama me tape con la cobija y comencé a rezar, después  trate de despertar a mi hermana pero solo me contesto que es lo que ocurría, yo no podía hablar me quede sin voz me dio tanto miedo porque esa presencia no me daba paz me daba miedo mucho miedo y de repente escuche que se abrió la puerta, lentamente se escuchó el rechinido y me quite la cobija, vi que aquella extraña mujer estaba parada en la puerta a un lado de la cama de mis primas viéndolas ahí parada y quieta, vi tambien que estaba muy larga con ese pelote cubriéndole la cara y no tenía pies, mi piel estaba chinita y me volví a la cama temblando y escuche nuevamente la puerta al voltear a ver esta ya se encontraba cerrada, no pude dormir me aguante de ir al baño y en la mañana madrugue y le dije a mi mama que me quería ir.

En eso se para mi tía y me pregunta – ¿quién se paró al baño por que se escuchó la puerta? yo le dije nadie yo quería ir pero me dio miedo les platique lo q paso y mi tía coincidió conmigo, ella también escucho que la puerta se abrió y se cerró y escucho a los animales hacer bastante ruido, dice que se asustó, mi mama se quedó también temblorosa y me dijo: haber pregúntale a las primas a lo mejor ellas fueron pero después de lo que le platique también dudo, cuando les pregunte a las primas no me contestaron nada como si supieran algo s se hicieron las sordas y sin más siguieron en lo suyo.

Ese mismo día nos fuimos todas sentimos miedo y no quisimos quedarnos un día más, aun me sigo preguntando quien era esa persona por que estaba aún lado de mi mami como tendiendo la cama, la verdad quede horrorizada y nos han vuelto a invitar, pero ni madres que vuelvo a ese lugar.

Pero esta historia no termina aquí, después de ese suceso mi abuelo vino a nuestra casa a visitarnos, se quedó un par de días con nosotras y yo queriendo saber un poco más acerca de aquel suceso le pregunte al abuelo si sabía algo sobre esa mujer que se me había aparecido.

Muy sereno me contesto que sí, que hace muchos años atrás en esa casa había ocurrido algo bastante trágico.

Cuenta el abuelo que en aquellos ayeres cuando él era muy joven de unos escasos 13 años de edad, el visitaba mucho esa casa pues siempre había pertenecido a los padres de las primas las cuales mencione antes nos querían conocer a mi hermana y a mí.

Las primas de mi abuelo tenían unos 10 y 9 años cada una respectivamente, sus papas eran de dinero ya que tenían bastante ganado en el rancho y esa era la principal entrada de dinero de la familia. Pero la madre de ellas era una mujer déspota y sin escrúpulos tenía varios sirvientes pero ninguno de ellos duraba mucho trabajando por la manera en que los trataba.

Un día llego a esa casa una mujer indígena que más por hambre aguantaba las humillaciones y malos tratos que recibía de su patrona, nunca se quejaba siempre hacia lo que le ordenaran, pero un día quizá por diversión, por fría que era la mujer o porque simplemente no soportaba de alguna manera a la criada, la asesino, no se sabe a ciencia cierta cómo paso, pero la muchacha amaneció ahogada en una pila que tenían afuera de la casa la cual servía para que las vacas se acercaran a tomar agua.

Cuenta el abuelo que desde ese acontecimiento el rancho empezó a ir muy mal y misteriosamente la mama de las primas unas semanas después amaneció muerta, las primas nunca quisieron contarnos que paso, pero entre los trabajadores y criados se corría el rumor que la mujer murió con una cara llena de horror y los ojos en blanco.

Al pasar de los años una de las primas le conto a mi abuelo la verdad, una noche se despertaron al escuchar un escándalo y al asomarse por la puerta vieron a su madre tomando del cabello de aquella mujer indígena y sumergiéndole la cabeza en la pila de agua, la prima menciona que su madre le gritaba a la criada que se merecía ese castigo por no hacer bien su trabajo, que no limpiaba bien, no recogía la casa y no hacía nada de lo que se le pedía, siendo que siempre cumplía con todo lo que se le ordenaba al pie de la letra.

La madre iracunda vio a sus hijas y les ordeno que se metieran a dormir, ellas muy impresionadas no sabían en realidad que sucedía y temerosas obedecieron a su madre.

Ya por la mañana muy temprano unos de los trabajadores encontraron el cuerpo de la criada ya sin vida sumergido en la pila, también cuenta el abuelo, que la señora madre de las primas dio la excusa de que eso le paso a la criada por borracha que tenía el vicio de beber por las noches a escondidas.

En ese tiempo no existía quien diera crédito a lo que pasaba pues no había ley y menos en ese lugar en esos tiempos, también la prima afirmo que efectivamente a su madre la encontraron un par de días después muerta con los ojos en blanco, pero con una cara verdaderamente aterradora como si hubiese visto algo que le dio un gran susto.

Al pasar de los años cuenta el abuelo que se comenzaban a escuchar ruidos extraños en la casa y hasta gritos los mismos gritos que escuche yo aquella noche. Sus primas le dijeron que no se preocupara que eso ya era común que era la mujer que se aparecía y ellas ya estaban acostumbradas a eso.

Una noche de aquellas en la que el abuelo se quedó a dormir en casa de las primas despertó muy en la madrugada al escuchar esos gritos, al levantarse para ver que sucedía vio a una mujer de cabellos oscuros que andaba de un lado a otro, dice el que por alguna razón no tuvo miedo y se comenzó a acercar a la mujer, al estar a unos escasos pasos de ella le comenzó a descubrir su cara, era la mujer criada que había muerto asesinada años atrás, el abuelo se quedó petrificado sin poder moverse viendo como aquella aparición se desvanecía frente a sus ojos, no supo más y callo desmayado por la impresión, por la mañana lo despertaron las primas y lo cuestionaron por lo sucedido a lo que este les conto lo acontecido, pero ellas contestaron como si nada: no pasa nada primo ya te acostumbraras.

Hoy en día hasta la fecha la mujer se sigue apareciendo mi abuelo tiene 77 años y ya le es común escuchar y ver a la aparecida dice que por más que le rece no se va.

En lo personal pienso que la mujer no puede descansar por la cruel manera en la que murió, y quizá los gritos que llegue a escuchar fueron los gritos de su agonía y sufrimiento, no cabe duda que lo paranormal existe y aunque me da temor también me da tristeza pensar que haya existido este tipo de personas que por poder y riquezas arrebataban la vida de cualquier persona sin ningún remordimiento. Solo le pido a dios que pronto ayude a encontrar el camino y la paz de esta mujer, la mujer de largos cabellos. Esta historia en parte es lo que yo vivi y creo que es real todo lo que el abuelo me conto, lo dejo a su criterio, gracias inframundo espero les guste mi relato.

SI TE GUSTO LA HISTORIA SUSCRIBETE A MI CANAL: CLICK AQUI !!!

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes.”

Derechos de contenido reservados – Alejandro Chavolla © 2018.

Publicado en Historias de Terror

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *