Menú Cerrar

LA BRUJA DE LA SAL

Basado en Hechos reales enviado por Ruben Blades

Escrito y adaptado por Alejandro Chavolla

Esto, más que un relato es una experiencia que yo viví a los 7 años en un pequeño pueblo donde vivía mi abuelo y mucha de mi familia, ubicado en el estado falcón en mi país que es Venezuela, ese pueblo se llama coro y para atravesar el estado falcón se debe pasar por ahí, personas que pasan por ahí de noche han visto cosas extrañas, desde niños parados a un lado de la carretera a la 1:00 de la madrugada hasta carros que desaparecen de pronto. Yo tenía 7 años en ese entonces casi los 8, y un primito de coro iba a cumplir años esa semana por lo cual como casi 40 personas de la familia (porque somos demasiados primos, tias y los cercanos ustedes entenderán.)

Decidimos viajar desde el estado Zulia hasta falcón para celebrar ese cumpleaños, fueron 6 largas horas de viaje para llegar a coro pero finalmente habíamos llegado y estábamos tan contentos por ver a la otra parte se nuestra familia que hicimos una pre-fiesta que tendríamos al otro día, donde vivía mi abuelo era una casa hecha de barro, palos y techo de zing pero era muy grande y fue tan bien elaborada que parecía que las paredes eran de concreto, luego en el frente de mi abuelo a 40 metros pasaba la casi intransitada carretera intercomunal coro-daba-juro, y del otro lado de la carretera estaban las casas de unas tías, luego aproximadamente 40 metros a la derecha de la casa de mi abuelo había un rio y un puente que era el de la carretera y luego en el fondo de la casa de mi abuelo es puro monte llano, es para que te imagines aquella escena que yo viví y te contare a continuación.

Estábamos en lo de la reunión familiar una noche anterior a la fiesta y estábamos comiendo asado, unos primos contaban sus historias y mi mama  sus primas y mis tias hablaban de sus cosas cuando se hicieron las 2:00 de la mañana, ya casi todos se habían ido a dormir y quedábamos como 15 personas yo era uno de 3 niños que quedaban despiertos, no había luz eléctrica ahí solo una bombilla que despedía luz amarilla y una fogata, cuando de repente mi madre se queda mirando hacia la carretera y luego nos dijo “¿quién es esa señora que esta allá vestida como una monja?”  unos primos contestaron como si fuera de lo mas normal “ha de ser una tía que nos quiere asustar, quédense quietos” y no le hicimos caso a la señora, luego notamos que esta estaba más cerca como caminando hacia nosotros y nos echamos a correr hasta adentro de la casa, no porque la señora se nos acercaba sino por algo más aterrador y te lo cuento con lágrimas en los ojos, a ella no se le veía la cara y no tenía pies estaba como flotando.

Ya estábamos dentro de la casa muertos de miedo y entramos en pánico cuando escuchamos unos gritos como si estuvieran torturando a una anciana, golpeaban las tuberías, arañaban las puertas y arrastraban cadenas, todo eso fue muy horroroso y por si fuera poco un primito empezó a retorcerse y a decir cosas que no se entendían y botaba espuma por la boca pero lo que daba mas miedo era que ni mis primos más fuertes podían con él, luego como había comentado que el techo era de zing se escuchaba como si una persona hubiera caído fuerte y se escuchaban las pisadas, mi abuela dijo : “esto tiene que ser obra de una bruja que nos está molestando” y como el abuelo había pasado por momentos feos así con brujas sabia como controlar la situacion y dijo : “MALDITA BRUJA LARGATE DE AQUI”

Todo se calmo un poco y lanzo un boxer de un primo mío con sal hasta arriba del techo todo se calmo completamente, el ambiente se sentía normal y mi primo poseído como si nada, mi abuela dijo a todos : “mañana la bruja vendrá a pedir sal” todos nos dormimos ya era tarde pero algunos claro no pudieron dormir por aquel horrible hecho, ya en la tarde cuando estábamos haciendo los preparativos para la fiesta a las 4:00 pm, con piñata y esas cosas, llega una señora de mala presencia, se sentía raro en ambiente, y le dice a mi abuela: “¿señora me puede regalar un poquito de sal? “. desde ese día no se vio más esa señora por todo el pueblo, pero no significaba que no sigan pasando cosas extrañas en ese pueblo, pues la señora que pidió la sal era la bruja.

hoy tengo 18 años y a lo largo de mi vida he vivido muchas cosas así con brujas, en Venezuela se dice que, si una bruja te está molestando en tu casa y tú la espantas, al otro día llegara a tu casa en su forma real a pedirte sal, y yo ya he confirmado eso.

SI TE GUSTO LA HISTORIA SUSCRIBETE A MI CANAL: CLICK AQUI !!!

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes.”

Derechos de contenido reservados – Alejandro Chavolla © 2018.

Publicado en Brujas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *