Menú Cerrar

LA CONFESIÓN DE UNA BRUJA REAL

Acontecimientos reales de Carmen R.

Escrito y adaptado por Alejandro Chavolla.

Hola mi nombre es Carmen y vivo en un pequeño pueblo de Jalisco llamado Acatic en Jalisco, actualmente tengo 19 años y quiero contar mi historia.

Acatic está situado en la carretera Zapotlanejo – Tepatitlán, durante años se ha creído que este pueblo ha sido pueblo de brujas y así es, desde que recuerdo y era pequeña mis abuelos y mis padres me decían que me portara bien o de lo contrario vendría una bruja por mí y me llevaría volando.

Eso a cualquier niño le da miedo, pero la realidad es que aquí si existen las brujas y lo digo porque las he visto volar, no exactamente es que sea una mujer con sombrero y una escoba, pero en algunas ocasiones por las noches yo al igual que muchas personas hemos observado en el cielo a lo lejos unas bolas de fuego o grandes pájaros por encima de nuestras casas.

También conocemos a mujeres ancianas y no tanto que se dedican a la limpias y a dañar las personas, esto es 100% real, las brujas existen, en mi familia tenemos un pequeño negocio que por cuestiones de privacidad prefiero no decir de que es, pero durante un tiempo todo marchaba bien hasta que de 2 meses a la fecha, mis papas no vendían nada y en cuestión de lo económico de verdad que andábamos muy mal, ya en la desesperación mi madre consulta a una de tantas mujeres que se dedican a eso, a esta mujer la llamaremos Irma, Irma le comento a mi madre que le estaban haciendo brujería que por favor regresara al día siguiente a hacerle una limpia.

Mi madre no sé si por decidía o cualquier otra razón no asistió con esta mujer que es un tipo de bruja pero buena algo así como una curandera, pues al pasar de los días ella cae en cama con un fuerte dolor de estómago y una calentura tremenda, mi padre y yo la llevamos a varios médicos y ellos no le encontraban causa de su raro estado y las medicinas no podían calmar los dolores de mi madre.

Fue entonces que decidí ir yo misma con Irma y pedirle que por favor ayudara a mi madre pues se encontraba bastante enferma, la curandera acudió a nuestra casa e hizo algunos rezos en un idioma que no entendíamos y comenzó a dar vueltas en círculos a mi madre con una especie de hierbas encendidas y un extraño olor.

La curandera entonces toco el vientre de mi madre y lo persigno de una forma extraña como haciéndolo al revés, mi madre al cabo de un instante se paró a vomitar, pero no era comida si no una especie de baba negra muy espesa era bastante lo que escupía que parecía interminable, la señora Irma le decía que escupiera y vomitara todo lo que pudiera mientras seguía rezando, al final mi madre vomito una bola de pelos igual de negros que la oscuridad y de ellos se podía percibir un hedor peor que ha echado a perder un olor que no puedo describir.

Después de ese día mi mama se recuperó por completo y le agradeció a la curandera la cual no cobro ni un solo peso, por cierto, la mujer antes de marcharse escarbo unas macetas y en una de ellas se encontraban unos huevos negros con fotos de mi madre, el negocio y unos pelos, estos al igual apestaban horrible, Doña Irma nos dijo que eso era la causa de que nos estuviera yendo tan mal y que a la persona que nos estaba haciendo daño se le devolvería al doble, tomo una bolsa y se llevó esas cosas hediondas.

Pues al poco tiempo de estos acontecimientos, una comadre de mi madre cae enferma de la misma manera, con dolores de estómago y calentura en todo el cuerpo, mi mama y yo fuimos entonces a visitar a su comadre y ella al vernos en su rostro se podía ver una mirada de odio y rencor. Le dijimos que conocíamos a una persona que podía ayudarla con lo que le estaba pasando y ella solo se reía.

Entonces la comadre dijo que voy andar yendo yo con esa curandera, si yo fui la que te hizo el mal, nosotras muy confundidas nos miramos y mi madre le pregunto el porque de su acto tan bajo, la comadre le dijo a mi madre que la odiaba porque a ella siempre le iba bien, tenía una buena familia un buen negocio y todo iba bien, al contrario de ella que su marido la había abandonado y le iba de la patada.

Mi madre muy enojada y yo nos retiramos del lugar y a los pocos días la comadre manda llamar a mi madre pues esta ya se encontraba muy mal de salud, me pio que la acompañara y así fue. Esta le confeso a mi madre que desde hace algún tiempo se metió en eso de la brujería y mi madre era su conejillo de pruebas hasta que por fin le dio resultado.

Pues la comadre siempre le llevaba de comer algún postre o comida que le había sobrado y que en una de esas ocasiones en que llego ir a nuestra casa, planto esos huevos con las fotos y pelos de la misma comadre ya preparados con sus hechizos para que actuaran en contra de mi madre. Ella nos contó que durante mucho tiempo su madre se dedicaba a la brujería y le enseño algunas cosas, que no estaba arrepentida de sus actos y pues si se iba ir con el maligno antes de hacerlo quería hacernos saber como fue que nos daño.

Mi madre no es una persona rencorosa y solo le dijo: mira comadre yo te perdono por lo que me hiciste ya estás muy mal y ya lo pagaras con el de arriba dios nuestro señor, en ese momento al mencionar a dios, la comadre se puso como loca a echarnos groserías y palabras que no se le entendían, cambio de una voz frágil y agonizante a una voz gutural y sus ojos parecían que se iban a salir de su rostro de tanto veneno que nos decía, ahí llenas de miedo mi madre y yo salimos corriendo de su casa.

Ya a los 2 días siguientes la comadre se murió y comentan sus familiares que antes de morir escucharon gritos junto con otras voces y ella decía no me lleves por favor, cuando entraron a su habitación esta se encontraba muerta con un rostro de miedo y los ojos en blanco, dicen también que de su cuerpo emanaba un hedor a putrefacción y muerte.

Esto que les platico como lo mencione anteriormente fue hace apenas 2 meses, de la muerte de la comadre han pasado unos 15 días. Yo les puedo asegurar que la brujería, las brujas y todo ese tipo de cosas relacionadas con el mal son reales, a mí nadie me conto yo todo lo viví en carne y huesos, antes de terminar también quiero mencionar que quizá el alma de la comadre no está descansando.

Pues ahí muchas personas que afirma haberla visto por las noches mirar a través de las ventanas de su casa, no sé qué tan cierto sea, pero puede ser muy posible ya que cuando pasas por su casa se siente que de ella emana una energía negativa. Esta ha sido mi anécdota y espero la puedas publicar en alguno de tus vídeos muchas gracias.

SI TE GUSTO LA HISTORIA SUSCRIBETE A MI CANAL: CLICK AQUI !!!

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes.”

Derechos de contenido reservados – Alejandro Chavolla © 2018.

Publicado en Brujas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *