Menú Cerrar

LA MUJER DE LOS MORDISCOS

Basado en hechos reales contado por Rosario Moreno

Ecrito y adaptado por Alejandro Chavolla

Cuenta mi mamá que en el año 1980 en una vecindad de la colonia maravillas en ciudad Neza, ella llegó a vivir con sus 2 hijos y ella, por las noches escuchaba como una mujer lloraba, así pasaron varias noches y ella solo pensaba que no era de su incumbencia, una tarde en la azotea donde estaban los lavaderos, ella estaba lavando y subió una vecina la cual mi mamá sabía que vivía muy cerca de su cuarto,

la señora vestía toda de negro siempre como si estuviera de luto, mi mamá en ese momento recordó los llantos de las noches pasadas y pensó en preguntarle si se sentía bien para poderla consolar, para sorpresa de mi mamá cuando le pregunto del luto ella dijo que no había muerto ningún familiar de ella, entonces mi mamá confundida le pregunto, es que yo escucho un llanto de mujer en la noche y pensé que era usted,

 la señora no contestó nada y se quedó pensativa, ya cuando caía la noche mi mamá se despidió de la señora y ella le dijo, te voy a contar algo, yo sufro un raro problema o no sé cómo describirlo, la mujer suspiró muy profundo, por las noches cuando duermo me muerden, mi mamá pregunto, como que te muerden? Quien?, la señora le respondió no sé, por las mañanas cuando despierto amanezco con mordidas en mi cuerpo, mi mamá escéptica pensó esta mujer estaba loca, cuando de repente ella subió las mangas de sus brazos y efectivamente tenía mordidas rojas con heridas y otras secas,

En ese momento mi mamá pensó, esta mujer se muerde sola, cuando la señora vio el escepticismo de mi mamá, descubrió su espalda y su cuello también tenía mordidas, mi mamá muy sorprendida y asustada le pregunto por qué, como es que sucedía eso y ella contestó que no lo sabía, que en la noche cuando dormía algo invisible la atacaba al punto de morderle la cabeza lo que también le mostró, ya por la noche cuando mi madre estaba a punto de dormir nuevamente escucha a la mujer llorar pero además de eso también gritar,

 era un sufrimiento doloroso, los gritos eran tan horrendos que varios vecinos decidieron llamar a las autoridades, cuando llegaron al cuarto de la señora esta se encontraba muerta y con los ojos en blanco pero además de eso tenía grandes mordeduras en todo su cuerpo como si un animal muy grande la haya atacado y la mujer murió desangrada.

Ya en la madrugada mi mama sintió un fuerte dolor en un brazo al encender la luz se dio cuenta que era un mordisco, aterrorizada se esa misma noche salió de la vecindad para nunca regresar. Actualmente mi mama piensa que quizá se trataba de un nahual o algo parecido y solo de pensarlo le dan escalofríos.

SI TE GUSTO LA HISTORIA SUSCRIBETE A MI CANAL: CLICK AQUI !!!

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes.”

Derechos de contenido reservados – Alejandro Chavolla © 2019.


Publicado en Historias de Terror, LEYENDAS MEXICANA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *