Menú Cerrar

LA NIÑA DEL RESTAURANTE

Basado en hechos reales por Anónimo

Escrito y adaptado por Alejandro Chavolla

Tengo algún tiempo trabajando en un restaurante llamado Hacienda Coyotes a unos kilómetros del poblado de Zapotlanejo en Jalisco.

Trabajo como mesero y vivo en Guadalajara, la paga no es muy buena pero las propinas son de lo mejor por eso es que me traslado hasta ese lugar.

Mi horario es de 2 de la tarde a 10 de la noche, y exactamente después de esa hora nos ha tocado trabajar hasta más tarde acomodando y limpiando para dejar todo listo para el siguiente día, aunque no nos pagan horas extras no tengo ningún problema con eso, ya que entre todos acabamos rápido.

El problema es cuando ahí eventos que tenemos que trabajar hasta deshoras de la madrugada, a algunos compañeros y a mí nos ha tocado escuchar ruidos fuera de lo común, como que arrastran trastes en la cocina o los tiran y algunas veces que hemos ido a ver todo está en orden.

A mí no me ha tocado ver nada pero algunos compañeros dicen que al ir al baño han visto a una niña en el reflejo del espejo, pero lo verdaderamente extraño es lo que le sucede al velador que llamare Don Manuel, cuando lo conocí se veía con gran salud ahora se ve desganado y muy cansado, nos platica que durante la madrugada cuando recién comenzó a trabajar en ese lugar, escuchaba igual ruidos en los baños o que recorrían sillas, a lo que él iba a revisar, pero no encontraba nada, pero nos cuenta que ahora ve a una niña y que platica con ella, al principio le tenía miedo, pero con el paso del tiempo comenzó a conversar con ella.

Él cuenta que ella le dice que no encuentra a su mama  y que todas las noches le dice lo mismo como si estuviera repitiendo el mismo día a diario, busca y busca a su mama y la niña no recuerda a don manuel es como si tuvieran que empezar de cero y es porque ella no sabe que está muerta, es un alma en pena, El velador le cuenta a la niña que está muerta pero ella no entiende lo que le está diciendo.

Como lo mencione antes Don Manuel se ve muy acabado pienso que quizá le está afectando el estar hablando con esa presencia. Ya que no es el mismo cuando lo vemos por las noches se encuentra como ido y al preguntarle nos dice que no le pasa nada.

En fin esta es mi corta anécdota espero la puedas publicar en alguno de tus videos, saludos.

SI TE GUSTO LA HISTORIA SUSCRIBETE A MI CANAL: CLICK AQUI !!!

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes.”

Derechos de contenido reservados – Alejandro Chavolla © 2018.

Publicado en Relatos de Horror

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *