Menú Cerrar

LIBERACION

Basado en hechos reales vivido por EDGAR MORENO

Escrito y adaptado por Alejandro Chavolla

Hola, buenos días, tardes o noches, cuando recibas este correo, antes que nada déjame decirte que soy un fiel seguidor de tu canal y tus relatos, soy de lagos de moreno Jalisco, México.

Sé que este relato talvez no lo vayan a creer, pero se los aseguro que fue muy real, algo que marco mi vida y la de mi familia para siempre.

Mi relato comienza cuando yo tenía 12 años, ahora tengo 33, a la edad de 12 años, recibimos una invitación de parte de un amigo de la familia, que era fotógrafo, se llama Víctor, nos invitó a unas reuniones que se realizaban todos los viernes en casa de una señora, estas reuniones consistían en meditación, todo eso de mantras y chacras, todo esto con la finalidad de contactar con seres extraterrestres y déjame contarte que si tuvimos varias experiencias y vivencias supuestamente con extraterrestres,

Los cuales se comunicaban a través de una mujer que era la más avanzada en esto de la meditación y por vivir la experiencia o saber más acerca del tema empezamos a ir yo, mi hermana que llamaremos Laura, y mi mama , así paso el tiempo creo que acudimos a esos lugares, donde en ocasiones las reuniones se trasladaban a cerros o lugares alejados de la ciudad, acudimos por un tiempo de mas de un año a estas reuniones.

Hasta que un día la reunión extrañamente se cambió de ubicación  a un despacho, pero solo acudimos mi mama, mi hermana y yo, y el señor Víctor, ya estando en la oficina empezamos a platicar de cosas sin importancia, hasta que Víctor saca una hoja con unos garabatos, los cuales eran la confesión de un ser de otra dimensión que había cometido un asesinato, y al que supuestamente viéramos, al tocar esa carta sentías una energía bastante rara y pesada, cuando mi hermana la toco perdió la conciencia y empezó a caminar sin rumbo, no hacía caso cuando le hablábamos, no escuchaba y sus ojos no eran de ella,  nos asustamos muchísimo, esa fue la primera vez que pasaba algo así, al recobrar la conciencia después de un buen rato, después de rezos, agua bendita y de mas, despertó muy asustada llorando y pidiendo ayuda, no sabíamos que hacer, nos retiramos del lugar sin querer saber más del tema y así quedo, no platicamos nada de eso y lo empezamos a olvidar, así paso medio año hasta que mi hermana comenzó a tener un comportamiento extraños los cuales pasamos por alto pensando que era normal, hasta que un día una amiga de mi mama que asistía con un señor que curaba por medio de rezos  que también era vidente, le dijo a esta señora usted tiene una amiga que se llama Guadalupe (asi llamaremos a mi mama por cuestiones de privacidad), esta persona describió a mi madre, y dijo que acudiera con él porque su familia tiene un problema algo grave. A este señor después le pasarían cosas bastante graves por ayudar a mi hermana.

Así que un poco incrédulos quisimos ir con este señor que se llamaba don Agustín, no me vas a creer no pudimos llegar a su casa, nos perdimos, siendo que la dirección no tenía dificultad en dar con ella, al escribir esta historia aún se me eriza la piel al recordar esto, así que al día siguiente mi mama le marco a don Agustín y le pidió una disculpa por no haber llegado, a lo que este contesto ya sabía que no los iban a dejar llegar, cuando vengan de nuevo, recen durante el camino, al día siguiente así lo hicimos rezamos un poco y pudimos llegar a su casa, al estar en casa de este señor, nos empezamos a sentir incomodos y raros, este señor nos dijo que nos iba a hacer una limpia, al hacérmela a mi yo recuerdo que me daba mucha risa, después coraje y al final quise vomitar y me dijo cuando termino, tu solo lo tenías a un lado, hizo lo mismo mi hermana y con mi mama que sinttieron lo mismo, al terminar le dijo a mi mama ocupo que venga el viernes.

¿Cuando estábamos por irnos mi hermana Laura se acerca a mi mama y le dice, dile al pendejo de Agustín que no creo en él y que se vaya a la chingada, siendo que mi hermana no dice malas palabras, ni cuando está molesta, mi mama la jalo y se la puso frente a Agustín, al estar frente del señor mi hermana se puso muy nerviosa y violenta siendo una mujer de 1.50 de estatura, tenía demasiada fuerza, que no la podían controlar, maldijo a mi mama muchísimas veces, le dijo que se iba a morir antes de llegar el año 2000, y más cosas, se revolcaba en el piso, y por tiempo recobraba la conciencia y pedía ayuda que por favor la ayudaran que la tenían encerrada en una jaula, y que la quemaban 2 demonios, después volvía a caer en trance y seguían lo mismo gritos, maldiciones, escupitajos, algo bastante impresionante para un niño de 12 años, y para todos los que estábamos ahí presentes, así paso el tiempo hasta que la pudieron controlar y quedo despierta a lo que el señor Agustín dijo, que era todo que el ya no nos podía ayudar más, que nos acercáramos mas a la iglesia y creyéramos más en dios.

Tiempo después al señor Agustín, le mataron a una de sus hijas una pequeñita de 8 años, la encontraron a unos 20 metros de su casa, violada y con la cabeza destrozada a pedradas, él decía que eso paso como venganza de habernos querido ayudar, y como era vidente él sabía lo que iba a pasar y vio el sufrimiento de su hija, pero decía que no podía intervenir porque dios así lo quiso.

Después de lo ocurrido en la casa del señor Agustín llegamos a nuestra casa, imagina el miedo, el terror, al ser una casa bastante grande, con cuarto para cada uno de mis hermanos, nos quedamos todos en el mismo cuarto, por tanto, miedo que teníamos, todos mis hermanos más pequeños que yo, la que me seguía de 10, de 7 y de 3 años respectivamente y mi papa que por lo general casi no estaba en casa por su trabajo, en el que rolaba turnos.

Así pasaron los días, íbamos diario a misa de 6 de la tarde al templo de la merced, confesiones cada semana y comulgar a diario.

Hasta que se llegó un día 27 de diciembre, al estar cenando en la casa de mis papas, se escuchó un fuerte golpe en la puerta, y seguido mi hermana perdió de nuevo la conciencia,  otra vez mas lo mismo que la vez pasada, solo que esta vez sí estaba mi papa y por fin nos creyó, porque mi papa es y sigue siendo muy escéptico de todas estas cosas paranormales,  la mesa de la cocina es bastante grande y pesada te lo juro que empezó a moverse bruscamente de un lado a otro, de arriba hacia abajo, hasta que después de rezar bastante y terminar bañados en agua bendita, mi hermana recupero la conciencia de nuevo, sin recordar nada de lo ocurrido.

Al pasar estos episodios, nosotros seguimos acudiendo a misa todos los días y rezando el rosario sin descanso,  pero aun así seguían ocurriéndole los episodios a mi hermana, no había un patrón ni día especifico, a lo mejor una vez cada 2 meses o cada mes, pero imagina el terror de no saber cuándo iba a atacar, no podías dormir, y el mínimo ruido te despertaba, y cuando pasaba esto, siempre lo podíamos controlar con rezos, cirios, agua bendita, pero era siempre lo mismo: cambio de voces en ella a una voz gruesa y gutural, revolcarse en el piso, aberración a cosas santas, escupir, risas macabras, burlas, fuerza superior a los demás incluso a mi papa.

Hasta que llego un día domingo 24 de febrero, ese día eran las 9 de la mañana lo recuerdo muy bien, cuando mi hermana empezó a gritar y revolcarse, y a comenzar con lo mismo, esta vez fue el día que se puso más terrible, más fuerte todo esto, con decirte que hasta tuvo que ir un doctor, este les dijo a mis papas, después de sedar a mi hermana que posiblemente falleciera que el la veía muy mal, y pues que hicieran lo que lo que creyéramos conveniente o si éramos creyentes que le habláramos a con sacerdote, y eso fue lo que hicimos, mi papa fue a una iglesia cercana que se llama iglesia de la luz, y encontró al señor cura y dos sacerdotes los cuales se dirigieron a la casa, al llegar se dispuso a darle la extrema unción a mi hermana, pero al hacer esto, mi hermana o lo que estuviera dentro de ella despertó y comenzó de nuevo, imagina una escena sacada de la película el exorcista, la cama bailaba, un foco trono, los sacerdotes retiraron a todos los que estuvieran en el cuarto y mis papas nos dijeron a mí y a mis hermanos que rezáramos y le pidiéramos a dios por nuestra hermana, pasaron varias horas hasta que el sacerdote salió y mi hermana tuvo un momento de lucidez, y les pidió perdón a mis papas, y a todos y empezó de nuevo a retorcerse y a reírse. Hasta cerca de las 7 de la tarde salió el señor cura y dijo ya está, fue muy difícil, pera gracias a dios quedo libre.

Al ver a mi hermana su semblante había cambiado considerablemente, era ella de nuevo, pero esta vez sí recordaba todo lo que había pasado, nos contó que vio como la tenían encerrada en una jaula, pero que ella escuchaba que rezaban y le hablaban hasta que vio a un ángel que supuestamente era san miguel arcángel y que con una voz muy potente les ordeno que se fueran y al no querer hacerlo, fueron destruidos por san miguel, y solo quedo una sustancia como babosa. A partir de ahí mi hermana se hizo muy devota de san miguel arcángel. Los sacerdotes se retiraron y un padre de nombre miguel, quedo de regresar.

Al día siguiente regreso el padre miguel y realizo una celebración eucarística en mi casa, bendijo toda la casa, con agua bendita e incienso, al pasar por la parte de atrás de mi casa, que es un jardín bastante grande, comenzó a hacer mucho ruido y se escuchó un fuerte grito. El padre miguel dijo ahora si se acaba de ir, dejo varios pedazos de una ostia consagrada en unos costalitos pequeños, que rego en varios lugares de la casa.

Asi termina esta historia que marco parte de mi adolescencia, pero no es lo único paranormal que ha pasado a través de mi vida.

Un hermano más chico que yo, puede ver personas muertas pero nunca le habíamos hecho caso acerca de eso, hasta que nos contó que cuando pasaba lo de mi hermana el veía unas sombras negras que se metían al cuarto y también cuando salían. En una de estas veces que veía cosas raras, tuvo un sueño en el que se le aparecía un muchacho y le decía que lo ayudara a encontrar a sus hijos, por que su esposa se los había quitado, y entre sueños mi hermano caminaba, pero lo hacía también despierto pero como su subconsciente lo manejara hasta que llego a las vías del tren, ahí fue cuando despertó por que el tren pitaba, y así mi hermano pudo despertar y se pudo bajar de las vías, desde ese día duerme con la puerta cerrada con llave, y ya no le hace caso a lo que ve.

SI TE GUSTO LA HISTORIA SUSCRIBETE A MI CANAL: CLICK AQUI !!!

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes.”

Derechos de contenido reservados – Alejandro Chavolla © 2018.

 

Publicado en Historias de Terror

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *