Menú Cerrar

LOS DIABLITOS DEL CAMINO

Sucesos reales contado por la señora Cacolla nuñez

Escrito y adaptado por Alejandro Chavolla

Esto pasó en mi pueblo natal, corrían rumores de que alguna personas, se les había aparecido el diablo. Yo a un
No había nacido así que esta historia es un cuento de la familia. Mi madre se dedicaba a las tareas del hogar y mi padre trabajaba en una especie de banco, llamado cooperativa.

Todo el mundo comentaba del diablito del camino pero mi padre no tenía miedo de eso y en una ocasión le dijo a mi mama, a que a mí no me sale, eso le pasa a las personas fanáticas que creen que todo es el diablo. Mi papá solía beber, desde viernes al domingo, Mama siempre preocupada de que en esos regresos de madrugada lo podían, asaltar por el tipo de trabajo que tenía. Un sábado ya en la madrugada mi papá ve a lo lejos dos hombrecitos discutiendo.

Pero a la distancia que estaba no podía entender la conversación. Pensó que eran dos personas pequeñas, camino lentamente, tratando de enfocar bien sus sentidos, para poder escuchar o verlos bien, cosa que se le hacía difícil.

Cuando estuvo a unos metros, pudo ver que no eran personas pequeñas!!! Eran dos diablitos que le llegaban a la cintura. Tenían cola, dos cuernitos pequeños color negro verdoso y hablaban un lenguaje que mi papá no entendía. El frenó y la borrachera se le quito, en su mente calculo todas las formas de cómo llegar a la casa, pero ese era el único camino era una bajada que termina en la casa, sintió tanto terror que se orino en sus pantalónes.

No tenía remedio tenía que pasar por el lado, los diablitos lo miraron con unos ojos rojos y seguían su conversación. Papa le paso por el lado poco a poco y luego a correr, cuando llegó a la puerta de la casa casi la tumba llamando a mi madre y gritando de terror. Mama se tomó su tiempo para abrirle, pensando que el estaba borracho, Como siempre, en la insultaba, rogando que abriera la puerta,

cuando mi mama le abrió el cerro con fuerza y se tiro en la cama llorando. Así fue que mi Mama y las vecinas salieron a ver si veían a esos diablitos pero ya no había nada. Mi Papa enfermo estubo una semana en el hospital con alta presión, y dejó para siempre el alcohol. mi Padre tiene un año que falleció del corazón y cuenta la vez que se le presentó el diablo.

SI TE GUSTO LA HISTORIA SUSCRIBETE A MI CANAL: CLICK AQUI !!!

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes.”

Derechos de contenido reservados – Alejandro Chavolla © 2018.

Publicado en Relatos de Horror

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *